Por ASAP Consulting

En la actualidad las empresas se enfrentan a un contexto donde los desafíos respecto a los desarrollos son cada vez más exigentes, exigiendo soluciones innovadoras y efectivas. El objetivo del Product Discovery es conocer los requerimientos y las  preferencias de los usuarios para reducir el margen de error durante el proceso de diseño de un producto o servicio.

Esta metodología se destaca por enfocarse en las necesidades reales de los consumidores y considerar sus opiniones. De esta forma se logra optimizar el desarrollo y mejorar la experiencia del usuario, dos consecuencias positivas para el futuro comercial de una compañía.

¿En qué consiste el proceso de Product Discovery?

El término Product Discovery, también conocido como descubrimiento de producto, hace alusión a las acciones orientadas a definir qué servicio o producto es más conveniente crear. Es la etapa previa al desarrollo de cualquier software, ya sea una aplicación, una integración o un sistema. 

Su objetivo principal se centra en evaluar cuán rentable es la creación de un software determinado antes de escribir el código. Para ello, es indispensable concentrarse en cuatro factores y preguntarse:

  • Análisis del mercado: ¿los clientes aceptarán pagar por este producto o servicio?
  • Usabilidad: ¿su interfaz es intuitiva y accesible?
  • Disponibilidad técnica: ¿puede nuestra empresa crear el producto?
  • Viabilidad del negocio: ¿ofrece este producto un modelo de negocio rentable?

La importancia de utilizarlo antes de desarrollar un software 

Para comprender por qué es importante implementar Product Discovery hay que tener en cuenta que permite mejorar tanto el diseño como la ejecución de productos con el fin de hacerlos más valiosos. Esto es posible gracias a las acciones de exploración y validación a bajo costo antes de su construcción. 

Su agilidad brinda la posibilidad de cometer errores en el proceso de diseño de un software sin que se trasladen a la ejecución del desarrollo. Al mismo tiempo, esta metodología se enfoca en la mirada de los usuarios y al empatizar con sus preferencias para crear un mejor producto. 

Etapas del Product Discovery

1. Alcance del servicio o producto Para poder definir cuál será el alcance del desarrollo se hace un relevamiento del problema a resolver, identificando las funcionalidades principales del producto mínimo variable (MVP) o prototipo. Desde la primera etapa se avanza en consenso con todos los actores involucrados y se trabaja para identificar los desafíos del proceso para ejecutarlo con mayor agilidad. Además se definen las problemáticas a resolver, dilucidando las que requieren mayor atención o urgencia. En último lugar, se descartan las ideas que no solucionan el requerimiento principal y se formula una primera hipótesis para comenzar a diseñar el producto. 2. Análisis La finalidad de la segunda etapa del Product Discovery es determinar quiénes serán los usuarios potenciales y su relación con el próximo desarrollo. De esta forma, se busca crear un diseño del destinatario modelo y un mapeo del Customer Journey o viaje del cliente. Conocer las cualidades, gustos y preferencias de los clientes potenciales es fundamental para construir un software realmente útil e intuitivo. A su vez, conocer el proceso de compra de los consumidores ayuda a crear estrategias eficaces de marketing y ventas. 3. Desarrollo y validación La última etapa de Product Discovery consiste en validar la primera versión del prototipo. Los factores principales para evaluarlo se basan en que sea un producto que tenga el potencial de ser desarrollado con la menor cantidad de recursos y que responda a las funcionalidades requeridas por el público objetivo. Testear el desarrollo de un MVP permite proyectar un producto a un bajo costo sin que signifique un riesgo para la organización. Este proceso puede ser repetido la cantidad de veces que sea necesario, creando nuevas y mejoradas versiones hasta llegar al producto final. Conclusiones En síntesis, podemos decir que el diseño de un servicio o producto requiere contemplar la mirada del usuario final y trabajar pensando en sus necesidades. A su vez, planear un desarrollo implica la colaboración de un equipo comprometido y ágil que tome los errores como oportunidades para mejorar. Todas las partes involucradas en el proceso pueden -y deben- aportar su perspectiva con el objetivo de crear un prototipo viable. Una vez que finaliza el Product Discovery, el proyecto llega a la etapa de desarrollo mucho más optimizado, facilitando su ejecución dado que garantiza que las funcionalidades están adaptadas a las necesidades de los usuarios potenciales. En ASAP Consulting contamos con una Software Factory en la que trabajamos con metodologías ágiles que nos permiten crear los mejores productos para nuestros clientes. Si tu empresa está necesitando un desarrollo a medida, testeado por un equipo altamente calificado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Te esperamos!